miércoles, 11 de enero de 2012

¿pensar o sentir?

El otro día ví en el cine la película de "La dama de hierro",  y en una parte del diálogo Margaret Thatcher decia lo siguiente:

"Cuida tus pensamientos porque se volverán palabras.  
 Cuida tus palabras porque se volverán actos.
 Cuida tus actos porque acabarán en costumbre.
 Cuida tus costumbres porque forjarán tu carácter.
 Cuida tu carácter, porque formará tu destino"

...habla de control, de disciplina... pero parece ser que esta magnífica reflexión corresponde en realidad a Gandhi.   En cualquier caso en la película lo dice para defender que el pensar tiene que estar siempre por encima del sentir.  Lo de vivir pensando en lugar de sintiendo... yo no estoy muy de acuerdo.  He encontrado este texto que me ha gustado en relación con esto y también lo copio



Sentir es la vida verdadera.
 "Pensar es ficticio porque siempre es acerca de algo; nunca es la vinculación con la cosa en sí. No es pensando en el vino como te intoxicas, sino bebiéndolo. Puedes ponerte a pensar en el vino, pero con sólo pensar en él jamás te intoxicarás. Tienes que beberlo, y el beberlo sucede a través del sentimiento.
Pensar es un pseudo-actividad, una actividad sustituta. Te da una percepción falsa de que algo sucede, pero no sucede nada. Entonces pasa de pensar a sentir, y la mejor manera será empezar respirando desde el corazón.
Durante el día, tantas veces como te acuerdes, simplemente respira profundamente. Siente cómo la respiración golpea justo a mitad del pecho. Siente como si toda la existencia estuviera fluyendo hacia tu interior, en el lugar donde está el centro de tu corazón. Varía según la persona; en general está hacia la derecha. No tiene nada que ver con el corazón físico. Es una cosa totalmente diferente; pertenece al cuerpo sutil.
Respira profundamente, y siempre hazlo al menos cinco veces. Inhala y llena el corazón. Sólo siente en el centro la manera en que la existencia está fluyendo a través del corazón. Vitalidad, vida, lo divino, la naturaleza: todo está entrando.
Entonces exhala profundamente, otra vez desde el corazón, y siente que vuelves a lo divino, a la existencia, todo lo que se te ha dado.
Hazlo varias veces al día, pero siempre que lo hagas respira cinco veces seguidas; esto re ayudará a pasar de la cabeza al corazón.
Te volverás más sensible, más consciente de muchas cosas de las que no lo estabas. Vas a oler más, gustar más, tocar más. Vas a ver más y a oír más; todo se volverá intenso. Entonces muévete de la cabeza al corazón y todos tus sentidos se volverán luminosos de repente. Sentirás cómo la vida realmente vibra dentro de ti, lista para saltar y fluir."
Fuente: Tónico para el alma. Osho    


...me gusta.

1 comentario:

Cuca dijo...

Muni,
no había visto este post hasta ahora... Me ha encantado, precisamente porque me fijé en la misma frase que tú. En los años 80 no estaba de moda sentir. Solo pensar. Hablar de sentimientos y emociones era de "nenazas" (con perdón). Todos eramos personas solidas, fuertes y con objetivos claros en la vida. Y todavía estamos muchos arreglando el "desaguisao", incluso algunos, yendonos al otro extremo. Horas y horas intentando meditar para no pensar, algo de sentir y mucho fluir....
Da que pensar. Lo que os es correcto y guay, mañana... que será?
Voto por vivir la vida de acuerdo con lo que a cada uno le late, xq a fecha de hoy, es la única garantía de felicidad.
Gracias por compartir... y por hacerme "pensar" JAJAJAJAJAJAJAJJA